Pólipos y medusas

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Pólipo y medusa

Las medusas no son medusas todo su ciclo vital, sino que van cambiando su forma hasta que cuando son adultas la vemos como tales. Tienen una compleja metamorfosis desde que son una simple larva hasta que poco a poco van transformándose, entre un estado y otro se encuentra uno realmente interesante y del cual queremos hablarte en este apartado, para que aprendas todo lo necesario sobre los pólipos que hacen que después tengamos en los mares infinidad de medusas de miles de especies diferentes.

Cómo se forman los pólipos

La primera etapa reproductiva de toda medusa es como una larva plánula, este pequeño ser nace de la unión de los gametos de ambos sexos que las medusas expulsan al mar. En ocasiones, estas dos células reproductivas pueden ser como es habitual de dos medusas, pero también puede darse el caso que provenga de una misma medusa que tiene la capacidad de producir tanto óvulos como espermatozoides. Cuando se han fecundado y surge la larva, esta se va alimentando de los microorganismos que se encuentran a su alrededor, y con esto durante varias semanas va creciendo hasta que su cuerpo madura, consiguiendo una habilidad que le va a ayudar a convertirse en un pólipo. Cuando consiguen la habilidad de adherirse, se dejan caer al lecho marino, donde van buscando una roca en la que fijarse, sino la encuentran lo hacen parasitando la concha de algún molusco que no se desplace para de esta manera poder transformarse en un pólipo y crecer sin molestias.

Pólipo medusa lunaEl pólipo necesita fijarse en la roca para vivir.

Una vez que se ha situado, la larva empieza a convertirse lentamente en un pólipo que bien se podría asemejar a los corales que abundan en los mares tropicales. Depende de la especie de la medusa de la que estemos hablando, los pólipos pueden durar en esta forma durante meses o en otros casos tan solo unas cuantas semanas.

De pólipo a medusa

Los pólipos se puede decir que son pequeños proyectos de medusas ya que tienen al igual que estos tentáculos con células urticantes que utilizan para atrapar el plancton y alimentarse. Al igual que las medusas tienen un mismo orificio que le sirve tanto de boca en la que entra el alimento a su cavidad estomacal, como también le servirá de ano, expulsando los desechos que no necesite. De esta manera el pólipo va a ir creciendo, tomando una forma más ramificada, en la que por lo general, se van formando alrededor del primer pólipo que ha surgido otros que van a conseguir nutrirse ellos mismos pero también dándole parte del alimento a este central. Cuando ya han pasado al estado de madurez, los pólipos empiezan a dividirse dando paso a pequeñas separaciones en las que se puede ver claramente las formas de minúsculas medusas que con el paso del tiempo irán soltándose del tronco principal del pólipo. De uno de estos pueden llegar a producirse decenas de medusas de las cuales tan solo una mínima parte llegará a su etapa de adulta.

Pólipos y medusas, fotos

De un pólipo surgen decenas de medusas diminutas.

Cuando los pólipos han cumplido su cometido de expulsar todas las medusas perecen fijadas al fondo marino. Se ha estudiado mucho la actividad de estas formas primigenias pudiéndose ver que en muchos casos siguen viviendo durante algún tiempo, tomando más alimento y produciendo más medusas, pero en el momento en el que el alimento y la temperatura del agua, al igual que el oxígeno varia, tienen a morir después de un largo proceso.

Las pequeñas medusas al quedar libres en el mar pueden alimentarse del plancton que las rodea, aunque en la mayoría de los casos se convierten ellas mismas en alimento, puesto que su veneno todavía no es lo suficientemente potente como para defenderse.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest