Morfología de las medusas

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Morfología de las medusas

Las medusas son una de las especies que más ha interesado en el campo científico estudiar. Estos seres son capaces de realizar muchas funciones vitales con una anatomía muy simplificada, y prácticamente sin órganos que le ayuden, como los animales de orden superior, a vivir. Por eso, y aunque llevan estudiándose siglos, las medusas siguen impresionando a los expertos de estos seres que cada cierto tiempo descubren nuevas maravillas sobre la morfología de las medusas. Quédate con nosotros y aprenderás mucho sobre las características físicas de estos animales, y así, comprenderlos mejor.

Imagen anatomía de la medusa

La medusas son estudiadas durante años por sus morfología.

La anatomía de las medusas

Lo primero que debes saber sobre estos animales es que no tienen huesos, por lo que entran en la categoría de seres invertebrados. Su cuerpo tiene una concentración muy elevada de agua, más del 95% de este elemento, lo que hace que tengan esa apariencia gelatinosa y en la mayoría de los casos incluso transparente, posibilitando ver los escasos órganos que tiene en su interior. El resto de su composición, variando en porcentaje según la especie de la que hablemos, se compondrá de grasas, proteínas e hidratos de carbono que se incluyen en su genética tan particular.

Morfología de las medusas, fotos

Su composición supera el 95% de agua.

Si miramos a las medusas desde un punto estético, estas tienen una gran simetría, es decir, si la partimos en dos por el centro, la parte de la derecha va a ser exactamente igual que la parte de la izquierda, haciendo del cuerpo de este animal un elemento sumamente importante para poder sobrevivir en el medio que le rodea. Por un lado, al ser exactamente igual desde cualquier punto, les ayuda a ser más dinámicos en el agua, moviéndose con mucha mayor facilidad que otros invertebrados que se encuentran en las mismas aguas. Esta cualidad les va a dar ventaja no solo para acercarse a sus presas sin que estas piensen que se trata de una amenaza para ellas, sino que también pueden huir con mayor facilidad de posibles depredadores que encuentran en este animal un buen bocado.

Aunque su cuerpo posibilita el desplazamiento, sobre todo vertical, la forma de su cuerpo le ayudará a desplazarse gracias a las corrientes marinas con mucha más velocidad.

Morfología de las medusas, imágenes

Su cuerpo se divide en umbrela y tentáculos.

Podemos dividir el cuerpo de la medusa en dos partes para su estudio y entendimiento, por un lado la campana, cúpula o umbrela como se la denomina, que es su parte superior y es el centro de todo su cuerpo, Es aquí donde tiene la mayor cantidad de receptores nerviosos que le ayudan a mantenerse con vida, y también es donde, en su interior, contiene el estómago y los escasos sistemas que le ayudan a sobrevivir. Esta suele ser de un tejido muy gelatinoso, suave sin color, a excepción de algunas especies que si tienen algunas motas o protuberancias que las hacen identificarse de otras especies, como es el caso de la medusa huevo frito, sin embargo, por norma general, suelen ser lisas y transparentes o translucidas.

Otra de las partes de la anatomía de las medusas son sus tentáculos. Estos salen de su cuerpo por debajo de la campana y rodeando en la mayoría de los casos la boca del animal. Esta es su principal arma con la que obtener alimento, ya que tienen en el interior de los mismos unas células urticantes que al mínimo contacto con otro ser saltan e inyectan un potente veneno que en muchos casos es capaz de matar a su presa en cuestión de segundos. Los tentáculos son partes muy finas de su cuerpo, extremadamente largas y que les sirve también para protegerse de sus atacantes.

El sistema nervioso de las medusas

Uno de las características principales del sistema nervioso de las medusas y que más suele impresionar a científicos y aficionados a estos seres es que no tienen un cerebro que dirija ni organice sus acciones, por lo que se ha llegado a pensar que muchas de las funciones que realiza son completamente automáticas. Su cuerpo responde de manera directa a ciertos estímulos que recibe del exterior y actúa conforme a ellos. Es decir, las medusas si notan que algo toca sus tentáculos, inyecta el veneno y atrae al alimento que hayan paralizado a su interior, siendo un proceso mecánico y nada pensado. De igual manera, si los receptores nerviosos que se encuentran por todo su cuerpo sienten que el agua en el que se encuentran no es de calidad óptima para su supervivencia, deciden desplazarse hasta que estás le indiquen que están en el lugar adecuado.

Fotografía morfología de las medusas

Las medusas tienen un sistema nervioso muy eficaz.

Estos receptores también serán los encargados de indicar donde se encuentran las presas o cuando deben huir de depredadores, como también la claridad o la cercanía a la costa. Es impresionante ver como estos animales son capaces de procesar tal cantidad de información sin un cerebro que lo procese todo. Todavía hay muchos misterios que resolver respecto a la inteligencia y las funciones de las medusas, como es el caso de ciertas especies que tienen ojos pero sigue sin conocerse cómo son capaces de ver ni procesar lo que están viendo en el fondo marino.

Respiración de las medusas

Otra de las características que llama la atención de las medusas, es que carecen de pulmones o branquias, por lo que la respiración como comúnmente la conocemos tampoco la realizan. Para respirar utilizan una técnica que suelen utilizar los microorganismos y organismos más simples que es el proceso de difusión. Este proceso consiste en el paso del oxígeno directo por las células de su cuerpo, oxigenándolas sin que tengan necesidad de tener un sistema respiratorio más elaborado. Este sistema llevan utilizándolo desde el inicio de su existencia y por lo que puede verse en la longevidad de su especie, le funciona, por lo que no necesitan evolucionar esta función en ninguna de sus especies, por muy grandes que sean. Para conocer al detalle el proceso de difusión de las medusas, te hemos preparado un artículo que habla sobre él, para que lo conozcas más a fondo.

Anatomía de las medusas

El proceso de difusión es su manera de respirar.

Sistema digestivo de las medusas

De entre los sistemas más desarrollados o que es más fácil encontrar e identificar es el digestivo. Aunque igualmente sea un órgano sumamente simplificado, es una de las partes más características de este animal, ya que se encuentra en el centro de su cuerpo. El sistema digestivo se estructura en una boca, la cual es una apertura que da entrada de la comida a la cavidad gastrovascular, lugar donde las enzimas que genera las paredes estomacales van a descomponer el alimento. Carece de aparato excretor, por lo que todo lo que desecha, saldrá por la boca del animal. Te hemos preparado un apartado para que sepas mejor cómo se alimentan las medusas, por si sientes curiosidad de todo lo que son capaces de comer estos animales y saber más de su proceso digestivo.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest