Medusas más peligrosas

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Medusas más peligrosas

Las medusas pueden parecernos inofensivas, con ese cuerpo gelatinoso pero lejos de toda esta aparente fragilidad nos encontramos con uno de los animales más mortíferos que existen en la Tierra, no por nada han llegado a vivir durante millones de años sin aparente necesidad de evolución puesto que su sencillo organismo es capaz de plantarle cara a cualquier otro animal, causándole como ocurre en cada océano o mar en estos instantes mientras estás leyendo este artículo. Pero tranquilo, toma asiento y disfruta del top de medusas más peligrosas que te hemos preparado, y si llegas a ver alguna de estas en la vida real, ya sabes lo que tienes que hacer. Corre.

Peligrosidad de una medusa

En este artículo vamos a analizar no solo las medusas que son más letales por tener un veneno más potente, ya que para esto tenemos un apartado específico de las medusas con un veneno más letal, sino que vamos a tener en cuenta otros factores que hacen que una medusa se convierta en un peligro tanto para la humanidad como para el ecosistema en el que se encuentra.

Turritopsis Nutricula

La primera empezando por abajo en nuestro TOP de medusas más peligrosas del mundo le pertenece a esta especie, que, aunque su veneno no es letal para los humanos, si tiene una cualidad que puede suponer en un futuro no muy lejano un peligro. Esta medusa es también conocida como la medusa inmortal, por lo que si nunca muerte tiene el riesgo de poblar e invadir todas las aguas del océano. Aunque estas medusas tienen sus depredadores, cada cierto tiempo se realizan estudios para comprobar la población de la Turritpsis Nutricula, viendo que está expandiéndose lentamente. Esto supone un peligro ya que devoran mucho más plancton y otros seres, dejando a peces sin alimento, conquistando zonas que antes no se las encontraba.

Medusa inmortalLa medusa inmortal está invadiendo los océanos.

Medusa Nomura

La medusa Nomura o medusa gigante de Japón está teniendo una repercusión negativa en la economía de los países asiáticos debido a que cada año son más en la población que se encuentran en la costa, devorando a su paso todo el plancton que se encuentran y además a diferencia de la Turritopsis, muchos peces que iban destinados al consumo humano. Estos gigantes del mar además son muy problemáticos, puesto que aparecen en la propia costa y son muy venenosos. Para los humanos puede no suponer la muerte, sin embargo si cae dentro de un enjambre de estos animales, las picadas de las medusas pueden provocar un paro cardíaco y la muerte en cuestión de minutos.

nomuraLa medusa gigante puede ocasionar la muerte.

Carabela portuguesa

Esta preciosa pero a la vez peligrosa medusa se puede encontrar flotando cerca de muchos mares y océanos, quedando varada en muchas playas. Su color violáceo, muy cercado al azul, y su forma pueden hacer que los curiosos se acerquen a ella pensando que no se trata de una medusa o incluso que no es venenosa, pero en el momento que notan el pinchazo de este animal, un dolor punzante recorre toda la zona donde ha sido la picadura, pudiendo darse cuadros de ansiedad, sudores, complicaciones respiratorias y otras más, por lo que siempre se recomienda llevar al hospital inmediatamente.

Carabela portuguesaLa fragata portuguesa tiene un veneno muy doloroso y dañino.

Medusa avispa de mar

En primera posición y con creces se encuentra la famosa avispa de mar o medusa de caja, poco hay que decir de esta medusa que es capaz de matar a una persona en menos de una hora ocasionándole en ese transcurso un dolor tan intenso que no es capaz de levantarse y ponerse en pie. Esta medusa tiene una combinación de venenos en sus células urticantes que son capaces de paralizar tejido muscular, acelerar el ritmo cardíaco y mucho más. Además otro de sus principales peligros es que a diferencia de otras medusas es casi transparente, haciéndola mucho más letal y difícil de detectar.

Medusa cajaLa medusa mortal, con solo 1,4 mililitros de veneno puede acabar con tu vida.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest