Hábitat de las medusas

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Hábitat de las medusas

Es muy posible que nadando en alguna de las playas que sueles frecuentar en verano te hayas encontrado con una de ellas varada en la orilla, o puede que quieras saber de dónde provienen y cuáles son los lugares que más frecuentan las medusas en el océano. Esta es una pregunta que diariamente se preguntan también muchos científicos, que siguen investigado uno de los seres más antiguos que han poblado el planeta y que seguramente sigan haciéndolo durante mucho tiempo más. En este apartado vamos a intentar resolver esta pregunta, con datos importantes que se han ido recogiendo en los últimos años y que dan algo de claridad frente a una pregunta que como verás más adelante, tiene sus problemas.

Fotos hábitat medusas

Las medusas se extienden por todos los océanos.

La temperatura del agua, factor importante en las medusas

Si hablamos de dónde habitan las medusas, podremos responder fácilmente que en cualquiera de los mares y océanos que existen en el mundo, pero hay ciertos criterios que las medusas toman a la hora de vivir en una zona u otra del mar, por lo que conviene distinguirlo bien. Aunque existen medusas que pueden llegar a vivir tranquilamente en aguas con una temperatura relativamente fría, como ocurre con la Melena de león ártica, viviendo en océano Ártico, otras prefieren los lugares cálidos.

Imágenes distribución medusas

Prefieren las aguas tropicales que las aguas frías.

Por lo general, y contando con una proporción mayor de especies en el mundo, son las que habitan en aguas cálidas las que tienen mayor protagonismo, centrándose sobre todo en los trópicos. Esta temperatura, que suele rondar los 20 grados, es para ellos ideal, ya que no solo les ayuda a su ciclo reproductivo, sino que, al haber mayor concentración de plancton, su principal alimento, el cual se concentra más en estas zonas, prefieren vivir donde tienen más probabilidades de alimentarse. Esta cualidad hace que en ocasiones, emigren de una zona donde generalmente estábamos acostumbrados a verlas, para dirigirse junto con su alimento a otra zona oceánica, siendo mucho más complicado determinar un hábitat ideal para las medusas.

Distribución en su ciclo reproductivo

Son muy pocas las especies que suelen poblar las zonas costeras, ya que prefieren hacerlo normalmente en alta mar, donde pueden desplazarse con mayor libertad, sin correr riesgos innecesarios como golpes entre rocas que puedan dañarlas. Solamente existen estudiados dos periodos en los que es muy habitual encontrarse medusas cerca de las costas, sobre todo en calas o lugares en los que existe una mayor concentración de rocas y es, en primer lugar, cuando se encuentran cerca de su ciclo vital, y otra de los periodos, que es el que vamos a hablar, su ciclo reproductivo.

Foto del hábitat medusa

Se reproducen cerca de las playas en épocas de verano.

Cuando las medusas se reproducen, expulsan al mar sus gametos que se convierten en pequeñas larvas pelágicas, estas cuando tienen un tamaño considerable, deben buscar un sustrato rocoso en el que poder fijarse y de esta manera crear un pólipo del cual salgan en un periodo relativamente pequeño muchas crías de medusas. El acercamiento a la costa entonces es aclarado, ya que si este ciclo ocurriese en aguas profundas, sería muy complicado la fijación en las rocas, convirtiéndose las larvas en parte del plancton que acaba siendo alimento de muchos peces.

La adaptación de la medusa

Una de las razones de mayor peso de que se considere a la medusa como un ser vivo que ha existido hace más de 600 millones de años es su capacidad de adaptación. Este animal puede vivir con relativa tranquilidad en cualquier mar u océano, aunque según algunos estudios se ha comprobado, que aquellos mares con mayor concentración en sal, son donde más se encuentran las medusas y prefieren vivir, quizás porque le aportan también ciertos beneficios para su especie.

Hábitat de las medusas, descargar imagen

Llevan en la Tierra más de 600 millones de años.

Aunque las medusas pueden vivir junto a zonas contaminadas y aguas sucias, como ocurre muy comúnmente en los puertos estas se ven afectadas negativamente, ya que su cuerpo va a absorber las toxinas, llegando a morir por esta causa. A pesar de esto, muchas consiguen sobrevivir a esto, pudiendo llegar a reproducirse con total normalidad, creando crías de medusas más resistentes que su anterior generación.

Si se piensa en la adaptación de las medusas en cautiverio, esta suele ser bastante buena, ya que a diferencia de en estado salvaje, suelen alargar mucho su esperanza de vida, llegando a durar incluso el doble de lo habitual. Esto es debido a que la temperatura y la alimentación son constantes y se sienten más cómodas que en libertad. Introducir medusas en acuarios se suele practicar tanto por científicos, que buscan en ellas algunas respuestas de cómo viven estos seres prehistóricos, ya que de muchas especies se conoce relativamente poco, puesto que viven en el fondo marino a más de 2.000 metros de profundidad, pero también otras personas crían medusas por afición, teniendo unos acuarios especiales para ellas y disfrutando de sus formas y coloridos. Si sientes curiosidad por saber cómo son las peceras para medusas, tenemos una sección que te explica todo lo necesario para tener estos seres en cautiverio.

Comparte en tus redes sociales:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest